Qué NO es el Coaching

     Muchos se preguntan qué es el Coaching, algunos lo utilizan como sinónimo de entrenamiento y a su vez denominan al Coach como un entrenador, ahora ¿qué tan cierto serán esas aseveraciones?, pues en un principio cuando era tan ambiguo la utilización de dichos términos y el apoderamiento de los mismos en los deportes, podría decirse que era apropiado utilizarlos con esa connotación, pero la verdad sea dicha: La historia apunta hacia los siglos XV y XVI, cuando empezó a hacerse muy popular la ciudad húngara de Kocs, situada a unos 70 kilómetros de Budapest, (entre Viena y Pest). Kocs se convirtió en parada obligatoria para todos los viajes entre estas dos capitales. De esta manera se empezó a hacer muy común el uso de un carruaje caracterizado por ser el único provisto de un sistema de suspensión para dichos viajes. Además, destacaba por su comodidad frente a los carruajes tradicionales. Así como hablarse del Kocsi Szeker, o sea, “carruaje de Kocs”, símbolo de la excelencia. De esta forma, el termino Kocsi paso al alemán como Kutsche, al italiano como Cocchio y al español como Coche. En serbocroata, se dice Kocsikázik para designar la acción de dar un paseo en coche. Por lo tanto, la palabra Coach (Coche) es de origen húngaro. Designaba un vehículo tirado por animales para transportar personas, tal y como declara Luis del Ávila en 1548 (Guerra de Alemania): ´´Se puso a dormir en un carro cubierto, al que Hungría llama coche´´. De la ciudad de Kocs, se formó la palabra Kocsi (pronunciada cochi). En una obra de Fonseca de 1569 “coche” aparece integrada en el léxico español según atestigua el diccionario de autoridades (1729, s.v). Es así como la palabra “coach”, derivado de “coche”, cumplía la función de transportar personas de un lugar a otro. Es decir, del lugar donde está hacia quieren llegar. (PSY Group, 2016, Manual Fundamental Coaching Skills, P. 7).

      Ahora bien, como podemos apreciar la palabra Coach se refiere a un coche, a un carro, a una carruaje, a un vehículo de transporte destinado como es obvio a llevar a un apersona de un lugar hasta otro, esto queriendo decir entonces que una persona “coach” es un vehículo o transporte que permitirá a otra persona ascender en su escalera personal o profesional de la excelencia, permitirá la evolución que suponen cambios de pensamientos, conductas, comportamientos, sentimientos, emociones, y perspectivas que llevarán a la persona sentirse en un lugar nuevo, distinto al inicial, satisfacción y bienestar.

      Entonces el Coaching, es el proceso de acompañar a la persona, servir de transporte en la aventura de reconocer  sus potencialidades, sus competencias; el Coaching es un camino para superar limitantes o falsas creencias, hacer consciente las posibilidades u opciones, valores, hábitos, tomar acción o provocar a la persona a que generen cambios en cualquier aspectos de su vida personal y/o profesional apuntando al éxito. Es una oportunidad de trascender e ir más allá, superar cualquier límite, renovarse o reinventarse; salir de la zona de confort o comodidad de la persona (afuera es en donde ocurre la magia), y así esta pueda ampliarla. El Coaching permite comprender cómo tomamos decisiones, cómo actuamos, nuestros logros y alcances, nuestras áreas de mejora u oportunidad, nuestras relaciones (intrapersonal e interpersonales), en fin, nuestra existencia como seres humanos.

     Continuando con el Coaching es un proceso que en definitiva hace que la persona (Coachee) tome riendas sobre su vida, se responsabilice y empiece a vivir sus procesos, a sentirlos, a experimentarlos; por eso tal como está en la imagen del artículo, me permito a hacer las diferenciaciones correspondientes:

  • El Coaching NO es Asesoría/Consultoría, ya que no se trata de hacer diagnósticos organizacionales ni mucho menos orientar a través de sugerencia u opiniones el camino que debe tomar o seguir la organización.
  • El Coaching NO es Terapia, ya que así como en el punto anterior, no se trata de hacer ningún diagnóstico sobre el estado mental, físico o emocional de la persona ni mucho menos dar sugerencia u opiniones sobre cómo la persona solventará conflictos referente a los aspectos antes mencionados.
  • El Coaching NO es Formación, no se trata de entrenar, ni adiestrar, ni capacitar, ni educar al Coachee; no se le va a enseñar nada al Coachee, más que el descubrimiento de las competencias y potencialidades del mismo, que solo el/la (Coachee) sabrá cómo desarrollar o potenciar.
  • El Coaching NO es Tutoría, no se tratará de proteger ni conducir al Coachee hacia la realización de algo o el aprender a usar o hacer otra cosa.
  • El Coaching NO es Mentoring, ya que no se transferirá experiencias, conocimientos, conceptos, emociones o pensamientos al Coachee para que afronte la vida personal o profesional.

      Entonces, si el Coaching no es nada de lo antes señalado, qué será en definitiva, pues tal como un vehículo, el Coach será el transporte para que la persona llegue hasta su destino o estado deseado; el Coach no es quien carga el viaje, ni es el responsable del rumbo y decisiones que el ”conductor” (Coachee) tome a lo largo del proceso; es decir, las acciones, el viaje, los logros, el desarrollo, las consecuencias, las vivencias, el éxito, la excelencia, los cambios, la evolución, son responsabilidad del Coachee, así pues, una vez más el Coach servirá como transporte del Coachee para alcanzar lo deseado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s