Comunicación Efectiva PNL

     La comunicación, es tan vital e importante para nosotros los seres humanos que permite adaptarnos a nuestros entornos (hogar, centros de estudios, lugar de trabajo, etc.), aprender, relacionarnos (amigos, familiares, pareja, compañeros de trabajo y estudios, etc.) y supervivir, tiene cierto nivel de complejidad como todo proceso humano,  que según el DRAE, (2016), la define como “Transmisión de señales mediante un código común al emisor y al receptor.”, por su parte, Chiavenato, I., (2009), nos dice que es “…la transferencia de información y de significados de una persona a otra. Es el flujo de información entre dos o más personas y su comprensión, o la relación entre personas por medio de ideas, hechos, pensamientos, valores y mensajes. (P. 308), pero qué tan ciertas serán estas aseveraciones, si traigo a colación a Joel en Eternal Sunshine of the Spotless Mind citado por Robbins, S., y Judge, T., (2013), que decía “hablar constantemente no necesariamente implica comunicarse.”. (P. 335).

     Ahora bien, todos conocemos el proceso de comunicación, pero no está demás en recordarlo, y según Chiavenato, (2009), no sugiere los siguientes elementos, a saber:

  • Fuente: “Es el emisor o comunicador que inicia la comunicación al codificar un pensamiento. La fuente envía un mensaje. El mensaje es un producto físico codificado por el emisor, como: un discurso, un texto escrito, una pintura o una pieza de música.”
  • Codificación: “Para que el mensaje sea transmitido debe ser codificado, es decir, sus símbolos deben ser traducidos a una forma que se pueda transmitir adecuadamente a través del canal escogido.”
  • Canal: “Es el vehículo por medio del cual se transmite el mensaje. El canal es el portador del mensaje y el emisor lo selecciona. El canal es el medio que existe fuera del comunicador y puede ser percibido por todos.”
  • Decodificación: “Para que el mensaje sea comprendido, el receptor debe traducir sus símbolos… proceso que utiliza el receptor para traducir el mensaje en su mente. Cuando la comunicación es correcta, la idea o la imagen mental resultante corresponderá a las del emisor.”
  • Receptor: “Es el sujeto al cual se dirige el mensaje. Es el destinatario final de la comunicación.”
  • Retroalimentación: “La línea final del proceso de comunicación es la realimentación. Cuando la fuente de comunicación decodifica el mensaje y codifica una respuesta tenemos realimentación o feedback, que es el proceso que permite verificar si el mensaje ha sido transmitido con éxito.”
  • Ruido: “Son los factores que pueden distorsionar un mensaje. Se puede presentar en cualquier etapa del proceso de comunicación.” (P. 310-312).

     Ya un poco más en contexto, me permitiré hablar antes de continuar al punto que quiero llegar, sobre las barreras de la comunicación las cuales pueden ser: Físicas, Semánticas, Fisiológicas, Psicológicas y Administrativas (www.ecured.cu, 2016), a su vez Chiavenato, (2009), los engloba en tres tipos de barreras, las cuales son: Personales, Físicas y Semánticas.

Las barreras físicas, brainson todas aquellas generadas en el entorno en el cual se produce o intenta llevar a cabo un proceso de comunicación, estas barreras pueden ser ruidos, iluminación, distancia, paredes, deficiencia en los medios empleados para la comunicación como los teléfonos, micrófonos, redes inalámbricas, televisión, radio, internet, etc.

Las barreras semánticas tiene mucho que ver con el significado de las palabras, ¿alguna vez has escuchado el refrán o decir que reza “soy responsable de lo que digo mas no de lo que usted entienda”?, pues ese es el típico ejemplo de una barrera semántica, muchas veces utilizamos palabras como sinónimos o adjetivos que no llegan al receptor de la misma forma a como fue pensada, como por ejemplo una persona podría decir “necesito que hagas el trabajo ahora” la palabra ahora puede ser tergiversada y significada como que “el trabajo puede ser hecho más tarde”, estas barreras también dependerán de la región o localidad en la cual sean empleados, sobre todo el idioma; otro ejemplo puede ser “un día de estos” que puede convertirse en “mañana”, “pasado mañana” o en “nunca”; usar la expresión “chaqueta” en Venezuela se refiere a algo para cubrirse del frío o lluvia, pero en Argentina es una vulgaridad, así como “bicho” en Venezuela es un insecto, en Puerto Rico también es una vulgaridad; otras expresiones típicas venezolanas como “voy a buscar los corotos o macundales” o “vamos a echarle pichón”, la primera significa buscar alguna pertenencia u objeto o cosa, y la segunda se refiere a aventurarse en la realización de algo.

     Las barreras fisiológicas o personales, son aquellos impedimentos que puedan tener el emisor o receptor en el proceso de comunicación, como por ejemplo condiciones especiales o limitaciones de audición, ceguera, sordomudos, deficiencia en la escritura, lectura, etc.

     Barreras psicológicas y también personales, se presentan debido al rechazo o subjetividad del emisor o receptor al momento de comunicar algo, que puede ser generado por emociones (miedo, alegría, rabia, tristeza, amor), prejuicios, características personales como malos hábitos para escuchar, poca atención, preocupaciones, sentimientos  y motivaciones personales, etc.

     Y por último pero no menos importante, las barreras administrativas, que vienen dadas por la falta o inadecuada planificación, distorsiones semánticas, expresiones deficientes, desconfianzas, amenazas, falta de reuniones aclaratorias, sobrecarga de información, rumores sobre el cambio, etc.

      A este punto quizás ya habré despertado más tu atención o contrario a eso, menos entiendes hacia donde quiero ir o hasta donde quiero llegar… es necesario que contextualice la comunicación, el proceso de comunicación y sus barreras para poder hablar de la Comunicación Efectiva, tal como lo citara antes, ¿qué tanta habladuría será verdaderamente una forma de comunicación o transmitir algún menaje?, pues en cierto nivel dependerá del vocabulario empleado por la persona, pero más allá de eso (las palabras pueden ser vacías), dependerá del lenguaje corporal, gestual y el tono de voz empleados por ésta.

     En 1981, el profesor Albert Mehrabian, de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), luego de llevar a cabo exhaustivas investigaciones y estudios sobre la comunicación interpersonal, llegó a las siguientes conclusiones:

  • El lenguaje corporal representa un 55 % de la comunicación, definido por los movimientos, posturas, miradas, gestos, silencios, expresiones faciales, posición de las manos, tensión muscular, las cuales expresan las actitudes personales.
  • El tono de voz está representado por el 38 %, la voz a través de su timbre puede denotar alegría, enojo, frustración, agresividad, apatía, tristeza, serenidad, etc.
  • Y las palabras, solamente representan el 7 % de la comunicación.

     Dicho de otra manera, el 93 % de la comunicación depende más del lenguaje no verbal y solamente un 7 % del lenguaje verbal, todo esto queriendo decir que a pesar que utilizamos las palabras para comunicarnos, el verdadero mensaje o significado de lo dicho es transmitido a través de nuestro cuerpo y tono de voz empleados.

     Hay muchas razones del porqué hemos sido tan torpes para comunicarnos con los demás, mucho más en un mundo digitalizado y tecnológico en el que cada vez es menos frecuente las interacciones sociales personales; mayormente estamos llevando a cabo una comunicación virtual a través de las redes sociales (a veces estamos en la misma sala y enviamos un mensaje), las cuales son carente de emociones, de conceptos y no sabemos si el mensaje recibido es sincero, verdadero y honesto; es decir, ¿cómo saber si el emoji enviado expresa verdaderamente lo que siente la persona?, ¿cómo saber si la persona está riendo o no?, ¿cómo saber lo que verdaderamente está haciendo la persona?, ¿cómo saber si tengo la atención de la persona?, en fin… muchas son las preguntas que aquí puedo hacer y en definitiva el enfoque está en la necesidad en este mundo de constantes cambios, no solo en adaptarnos a éstos, sino reaprender a comunicarnos e interactuar con otros seres (humanos o no); reconocer sus emociones, lo que verdaderamente quieren expresar y sienten, el estar en contacto visual, auditivo, olfativo y táctil con las personas, entrar en sintonía, lograr mayores y mejores relaciones interpersonales y, la consecución de metas y objetivos, gracias a que utilizamos adecuadamente nuestro lenguaje no verbal, y lo desciframos o decodificamos en virtud de la obtención del bien común en cualquier tipo de organización (familia, trabajo, universidad o escuela, etc.).

     Más allá de la observación del lenguaje no verbal, podemos también obtener importantes resultados en aras de alcanzar una comunicación efectiva a través de la utilización de la Programación Neurolingüística (PNL). La utilización de la PNL comprende o estudia la forma en que los seres humanos aprenden y se comunican, para lo que Bandler y Grinder (Padres de la PNL) denominaron como sistemas de representación, los sentido por los cuales el hecho o efecto de aprender y comunicarnos se lleva a cabo. Los sistemas de representación enunciados por ellos son el Sistema Kinestésico, el Sistema Auditivo y el Sistema Visual, sin embargo, han habido otros autores posteriores que han preferido hablar de los sistemas de representación utilizando cada sentido (auditivo, visual, gustativo, olfativo y táctil), en mi caso, soy más tradicional y hablaré de los sistemas según Bandler y Grinder.

     Las personas que usan predominantemente el sistema de representación kinestésico, se sienten más cómodas efectuando actividades físicas, no pueden estar mucho tiempo inactivas y pueden distraerse fácilmente, aprenden con texturas, olores y sabores, los kinestésicos además del sentido del tacto, tienen el olfato y gusto como canales sensoriales; son más emocionales y cuando se están comunicando, suelen ser los que hacen mayores movimientos con su cuerpo o manos, les gusta tocar a su interlocutor e ir caminando mientras conversa, y utiliza palabras que hacen referencia a los sentido antes dicho, tales como: sentir, saborear, oler; por ejemplo, “fue divina la velada”, “el aprendizaje fue muy nutritivo”, “que sabroso fue estar en la montaña”, “el aroma del café me recuerda a los abrazos de mamá”, “sentiste ese sonido”, “estamos en contacto”, “qué fría fue tu expresión”, etc.

     Los visuales, tal como lo dice la palabra, aprenden viendo presentaciones, escribiendo en una pizarra, viendo imágenes, videos, o mostrándole cómo se hacen las actividades, aprenden con imágenes, colores, símbolos; en cuanto a la comunicación, para los que predomina el sistema de representación visual, no necesitan hablar, con señas, gestos o ademanes pueden comunicarse; cuando su comunicación es verbal suelen utilizar palabras como: “mira lo que estoy haciendo”, “mírame cuando te hable”, “muéstrame lo que tienes”, “ver para creer”, “no puedo mirarte cuando hablamos por teléfono”, “quiero verte”, “nos vemos luego”, “ahora veo qué quieres decir”, “ese plan se ve bien”, “te escribiré por mensajes”, etc.

     Los que tienen el sistema de representación auditivo como líder, aprenden escuchando, les gusta que les digan las cosas que tienen que hacer y cómo hacerlas, aprenden con música y sonidos; comunicándose deberían ser los mejores, pero así como pueden ser buenos oyentes pueden pecar por hablar mucho, los ruidos los distraen o interfieren en su comunicación; es común escuchar en este tipo de personas: “escúchame cuando te hablo”, “escucha ese ruido”, “esa idea suena bien”, “hablamos luego”, “hablamos por mensajes”, “yo te escucho con los oídos no con los ojos”, “ayer escuché tu nombre y me estremecí”, “anoche estaba hablando con mi ´perro sobre ti”, etc.

     ¿Cómo saber cuál es tu sistema de representación?, hay varios tests que puedes conseguir en la Internet, o sino, con mucho gusto puedo hacértelo llegar por correo electrónico (solo dale clic en contacto, completa la información requerida y te lo haré llegar)… Siguiendo con la comunicación efectiva usando la PNL, si desarrollamos y dominamos la observación y escucha activa para detectar estos canales de representación, podríamos entonces comunicarnos a través del canal líder de la persona lo que traería como consecuencia pues que el mensaje llegue de forma efectiva, se logren las metas y objetivos propuestos o establecidos eficiente, efectivamente,  y se optimicen las relaciones interpersonales; además de aumentar los niveles de motivación de las personas, ya que ¿a quién no le gustaría que le presten atención cuando se está comunicando y que le respondan en consonancia con lo que está diciendo su cuerpo y lenguaje verbal?, es decir, que verdaderamente le comprendan; por otra parte, haciendo una óptima lectura del lenguaje no verbal, nos permitirá también regular la emocionalidad de las personas y como se ha dicho antes, comprender significativamente y verdaderamente lo que la persona quiere decir.


Referencias:

Chiavenato, I., (2009), Comportamiento Organizacional, (2da Ed.), México: McGraw-Hill.

DRAE, (2016), “Definición de Comunicación”, recuperado desde el sitio http://dle.rae.es/?id=A58xn3c el 20/12/2016.

EcuRed, (2016), Barreras de la Comunicación, recuperado desde el sitio https://www.ecured.cu/Barrera_de_la_Comunicación el 20/12/2016.

Liderazgo y Mercadeo International Institute, (Año), Manual del Curso Lenguaje Corporal, (Lección 1), Liderazgo y Mercadeo.

O’Connor, J., y Seymour, J., (1995), Introducción a la PNL, España: Urano.

Robbins, S., y Judge, T., (2013), Comportamiento Organizacional, (15ta Ed.), México: Pearson.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s